Plasma Rico en Factores de Crecimiento Intraarticular
REGENERACIÓN ARTICULAR

NUEVO TRATAMIENTO NOVEDOSO PARA LA ARTROSIS
La Medicina Regenerativa ha desarrollado nuevas terapias que permiten una recuperación funcional de articulaciones y tejidos tendido-musculares dañados por procesos degenerativos de desgaste o artrosis. Estas nuevas tecnologías se basan en la utilización de los Factores de Crecimiento y Proteínas con Actividad Biológica.

Tienen por objeto acelerar la reparación y regeneración de los tejidos. La tecnología del PLASMA RICO EN FACTORES DE CRECIMIENTO lleva más de una década en constante evolución y desarrollo, lo que ha convertido a este procedimiento en un preparado bioseguro, biocompatible y estandarizado.

El estudio minucioso de los procesos de reparación tisular ha permitido descubrir la importancia y el papel fundamental que juegan las plaquetas. Sabemos que son reservorios fisiológicos de factores de crecimiento y proteínas, esto es, unidades funcionales potencialmente interesantes por su gran contenido en mediadores biológicos.

El secreto del éxito terapéutico radica en la correcta obtención, activación y aplicación de las plaquetas y sus factores de crecimiento. Para ello se requiere personal especializado. Una esperanza para detener y curar la artrosis es el plasma rico en factores de crecimiento intraarticular.

Se trata de la infiltración intraarticular de un derivado de la sangre del propio paciente, el plasma rico en plaquetas o plasma rico en factores de crecimiento.

Es efectivo tanto en los grados más avanzados de esta enfermedad como en las fases intermedias o incipientes. En las artrosis graves de rodilla este tratamiento es capaz de contener el avance de la enfermedad y retrasar la solución definitiva que suele ser el reemplazo de la articulación por una prótesis. Lo más significativo, en estos casos graves, es la reducción del dolor y la recuperación de gran parte de la movilidad perdida.

En los casos intermedios o incipientes, la infiltración con plasma rico en factores de crecimiento tiene un efecto protector y restaurador del equilibrio fisiológico del cartílago articular. En otras palabras, es capaz de regenerar el cartílago que tapiza las superficies articulares, por lo menos de manera parcial.

Los resultados de las investigaciones más recientes indican que se podría interrumpir o al menos retrasar el avance de la enfermedad.

DIFERENCIAS ENTRE EL PLASMA RICO FACTORES DE CRECIMIENTO Y LOS TRATAMIENTOS ACTUALES:

Los tratamientos actuales para la artrosis no curan la enfermedad. En rigor de la verdad son tratamientos paliativos destinados a tratar los síntomas, fundamentalmente el dolor. Se utilizan antiinflamatorios y analgésicos, infiltraciones locales con corticoides y la fisioterapia. Lo más avanzado ha sido medicamentos como la Glucosamina que en algunos casos, luego de un consumo prolongado ha logrado detener la progresión de la enfermedad y la inyección intraarticular de ácido hialurónico, un componente del cartílago que tiene una función lubricante de la articulación pero que dura poco tiempo, obligando a repetir varias veces al año este procedimiento.

¿QUÉ ES EL PLASMA RICO EN FACTORES DE CRECIMIENTO?
Es un derivado de la sangre del propio paciente. Las plaquetas que viajan por la sangre están repletas de unas citoquinas llamadas Factores de Crecimiento. Estos factores tienen la capacidad de acelerar la reparación de tejidos colágenos como el cartílago articular, tendones y músculos.
Por provenir de la sangre del mismo paciente, es un producto seguro, no tóxico, sin posibilidades de rechazo ni contagio de enfermedades infecciosas.

El Plasma Rico en Factores de Crecimiento bloquea la degradación del cartílago articular y estimula la regeneración del mismo. Reemplaza al líquido sinovial patológico y reduce significativamente la inflamación lo cual se traduce en disminución del dolor y recuperación de la movilidad.

APLICACIONES TERAPÉUTICAS DEL PLASMA RICO EN FACTORES DE CRECIMIENTO:

Son numerosas las indicaciones del Plasma Rico en Factores de Crecimiento debido a su capacidad de reparar tejidos como el cartílago articular, músculos, tendones y la piel. Actualmente se están estudiando sus efectos oftalmológicos en la reparación de lesiones de córnea.

En el tratamiento de la artrosis, sus efectos han sido ampliamente estudiados en la articulación de rodilla. Otras aplicaciones accesibles por su ubicación debajo de la piel son las patologías degenerativas del hombro, codo y tobillo.

ARTROSIS DE RODILLA:
Se valoran concretamente el dolor, la rigidez y la capacidad funcional de la articulación. El tratamiento con Plasma Rico en Factores de Crecimiento ha demostrado ser capaz de estimular la regeneración de nuevo cartílago y de bloquear la destrucción del mismo por el avance de la enfermedad.

Además, reemplaza al líquido sinovial enfermo por uno nuevo de características normales y revierten los procesos inflamatorios, generalmente dentro de las 48 horas luego de su infiltración interarticular. Esto se traduce en una disminución significativa del dolor. La movilidad y la función de la articulación suelen mejorar significativamente y, con ello, la calidad de vida del paciente.

En los casos más graves es posible retrasar varios años el reemplazo total de la articulación, que es el tratamiento definitivo de la artrosis de rodilla.

Se requieren entre tres y cuatro aplicaciones consecutivas de Plasma Rico en Factores de Crecimiento, semanal o quincenalmente, de acuerdo al caso. Por tratarse de una articulación superficial, localizada debajo de la piel, la técnica de inyección de este procedimiento es muy sencilla de realizar.

ARTROSIS DE HOMBRO:
Esencialmente la artrosis de hombro verdadera, que destruye el cartílago articular, es una rareza. La patología por desgaste del hombro más frecuente es la lesión del manguito rotador o síndrome del supraespinoso. Esta estructura músculo-tendinosa comienza a romperse progresivamente a partir de los 40 años generando dolor y limitación en muchos movimientos del hombro. La infiltración intraarticular con Plasma Rico en Factores de Crecimiento tiene la finalidad de regenerar estas estructuras dañadas, atenuando el dolor y contribuyendo con la recuperación de la movilidad y la capacidad funcional de esta articulación.

Por tratarse de una articulación superficial, localizada debajo de la piel, la técnica de inyección del Plasma Rico en Factores de Crecimiento es muy sencilla de realizar.

LESIONES MÚSCULO-TENDINOSAS:
Las roturas fibrilares y hematomas musculares post-contusionales son muy frecuentes en patología deportiva. Ante una lesión muscular el hematoma se produce rápidamente. Su contenido no es sólo hemático ya que contiene también los restos celulares consecuentes a la necrosis de miofibras. La curación de estas lesiones siempre es con una cicatriz fibrosa. Por ello el músculo o el tendón quedan con una zona de debilidad que ya no vuelve a ser elástica, pierde su capacidad de elongarse y corre el riesgo de volver a lesionarse en el mismo sitio.

La infiltración inmediata, en el lugar de la lesión, con Plasma Rico en Factores de Crecimiento ha demostrado ser capaz de acelerar la reparación de los tejidos dañados, logrando un nuevo tejido con una proporción adecuada entre fibras musculares y matriz extracelular con su colágeno y ácido hialurónico, que le darán flexibilidad y elasticidad al músculo o al tendón.

En este tipo de lesiones suele ser suficiente una sola aplicación de Plasma Rico en Factores de Crecimiento. El paciente debe continuar con un tratamiento fisioterápico. La mayoría de los deportistas tratados con este método pudieron iniciar más precozmente sus actividades logrando acortar el tiempo de inactividad competitiva.

TÉCNICA MEJORADA
El efecto del plasma rico en plaquetas se puede potenciar si este plasma es ozonizado. El OZONO es un gas con propiedades terapéuticas que logra mayor activación de los factores del crecimiento que se encuentra en las plaquetas, por lo que esta técnica es superior a la técnica convencional. Adicionalmente, los logros son mayores si, simultáneamente, el paciente recibe TERAPIA FÍSICA ESPECIALIZADA, que incluye RAYOS LÁSER, ELECTROESTIMULACIÓN, CRIOTERAPIA Y CINESITERAPIA PROGRESIVA. Este tratamiento con ésta técnica es ÚNICO EN EL PERÚ.

CONCLUSIONES:
La aplicación de la técnica de Plasma Rico en Factores de Crecimiento ya ha sido realizada en miles de pacientes en diferentes países. Es absolutamente segura en manos especializadas y sus resultados son más que alentadores, lo que nos hace ser muy optimistas y afirmar que nace la esperanza de detener y curar la artrosis.

Si padeces ARTROSIS, ven al Centro de Rehabilitación y Tratamiento del Dolor “VIVIR SIN DOLOR”, para una evaluación especializada y comienza este novedoso tratamiento 100% seguro, con PLASMA RICO EN PLAQUETAS (TÉCNICA MEJORADA).


Dr. JAIME U. CACHAY AGURTO
Especialista en Medicina de Rehabilitación y en Antienvejecimiento y Longevidad
Oficina: Jr. Leoncio Prado N° 301 - Chimbote
Cel. 943628637 - Consultorio (043) 325004
jaimecachay@gmail.com