Contracturas. Es el acortamiento del músculo. Se debe a secuelas de fracturas, inmovilizaciones prolongadas con yeso, postración prolongada, malas posturas, etc.

Distensiones. Es el “sobre-estiramiento” del músculo, que ocasiona inflamación de sus fibras y a veces ruptura de algunas de ellas (“ruptura fibrilar”).

Desgarros. Cuando el “subre-estiramiento” es mayor, se produce la ruptura de fascículos musculares, con sangrado, por lo que la zona aparece de color morado o negro-verdoso. A veces hay desgarros totales con ruptura de todo el músculo.

Dolor miofascial. Consiste en la presencia de bandas tensas y puntos gatillo (“nudos musculares”), a veces muy dolorosos. Son muy comunes pero pocos médicos llegan a diagnosticarlas por falta de preparación o lo confunden con las contracturas, distensiones o desgarros. El tratamiento es eminentemente de Medicina Física y Rehabilitación, no con medicamentos o cirugía.

Fibromialgia. Es el dolor muscular difuso. Se conoce también como “reumatismo muscular” o “fibrositis”. Generalmente se presenta en mujeres por lo que se sospecha un trastorno hormonal de fondo. Los pacientes sienten “que les duele todo el cuerpo”, o en otros casos dicen “me duele la columna, también la cabeza, los hombros, las rodillas”, es decir varias partes al mismo tiempo, y sus análisis y radiografías salen normales, por lo que muchos creen que “se están haciendo” o que “tienen un problema psicológico”, cuando en realidad presentan este síndrome.

El tratamiento es con Medicina Física y Rehabilitación asociado a medicamentos tales como amitriptilina, ciclobenzaprina, etc. Además del dolor, se asocian trastornos del sueño (generalmente dificultad para dormir), adormecimiento de manos, trastornos digestivos (pesadez, estreñimiento, etc.), etc.

Lamentablemente el proceso es crónico (no tiene cura, solo alivio), por lo que el paciente debe acudir regularmente a sus tratamientos. Como duele todo el cuerpo la paciente cree que sufre “de osteoporosis”, cuando todos saben que la osteoporosis en una enfermedad silenciosa que no produce síntomas, es decir, no duele (salvo que haya una fractura).

Generalmente las pacientes que dicen que les “duele por la osteoporosis” generalmente tienen fibromialgia.

SECCIÓN: