Son origen de dolor crónico de difícil tratamiento porque corregir los factores desencadenantes puede tomar meses.

Dolor Tensional. Cuando hay situaciones de estrés, como problemas familiares, laborales, económicos, etc., los músculos se tensionan (“se ponen rígidos por las preocupaciones”) y llegan a doler. Los dolores tensionales más comunes se presentan en la cabeza y el cuello, pero otras partes de la columna y las extremidades también pueden dolor.

Dolor por Mala Postura. El cuerpo debe estar “derecho” para que los músculos estén relajados. Si está “torcido”, los músculos y articulaciones “se cansan” y se contracturan e inflaman, llegando a doler. Si no se corrige lo que está desviado, el dolor va a mejorar por un tiempo luego del tratamiento pero luego va a regresar.

Los trastornos de postura más frecuentes son:

  • Escoliosis. Desviación lateral (“hacia un lado”) de la columna.
  • Cifosis. Desviación hacia atrás de la columna (“joroba”).
  • Hiperlordosis. Desviación hacia delante de la columna (“cintura muy quebrada”).
  • Genu valgo. “Rodillas en forma de equis o muy juntas”.
  • Genu varo. “Rodillas en forma de alicate o paréntesis”.
  • Hallux valgus. “Juanetes” o desviación del dedo gordo del pie.
  • Pie plano. Caida del arco del pie.

SECCIÓN: