Se producen por mecanismos similares a las anteriores, solo que más intensas.

Secuela de Fracturas. Cuando el hueso se rompe, se habla de una fractura. Cuando se retira el yeso y el hueso ha pegado, pero el dolor o deformidad persiste, se habla de una secuela de fractura. El tratamiento de rehabilitación es fundamental en estos casos.

Esguinces. Es el estiramiento excesivo de los ligamentos y la cápsula de la articulación. Se conoce también como “torcedura”. El más común es el esguince de tobillo, pero también hay de rodilla, codo, muñeca, etc.

Luxación. Es cuando el “hueso se sale de su sitio”, o cuando dos huesos se separan en una articulación. Cuando hay ruptura del hueso y se separa de la articulación se habla de una Luxofractura. La rehabilitación se inicia luego que el hueso es puesto en su lugar y se ha desinflamado la articulación.

SECCIÓN: